Cultura Gastronomía Gente Historia Maryland Nueva York Periodismo Televisión Turismo Uncategorized Washington

En la escena del crimen

Coincidiendo con el intento de asesinato de la congresista demócrata Gabrielle Giffords en Tucson (Arizona), Dailyjuez visita otra famosa escena de un crimen: el Ford’s Theatre, el teatro de Washington, DC, donde fue asesinado el presidente Abraham Lincoln (1809-1865).

Tanto Giffords como Lincoln recibieron un tiro en la cabeza. La congresista se debate en estos momentos entre la vida y la muerte, mientras que el balazo que recibió el presidente fue mortal.

El Teatro Ford -llamado así en honor del empresario teatral John T. Ford- es el teatro más famoso de Estados Unidos. Allí acudió el presidente republicano a ver “Our american cousin”, una obra en tres actos del dramaturgo Tom Taylor. Fue su último acto público.

En el palco presidencial, se encontraban los Lincoln y sus invitados. El asesino se coló en el palco y le pegó un tiro en la cabeza. Se llamaba John Wilkes Booth y era un conocido actor y simpatizante de la causa sureña. Booth también apuñaló a uno de los invitados del presidente, el oficial del ejército Rathbone. El asesino aprovechó la confusión para huir, saltó del palco al escenario y dijo “Sic semper tyrannis” (Así siempre los tiranos), la frase que pronucnió Marco Julio Bruto cuando apuñaló a Julio César.

En un principio, Booth había planeado secuestrar a Lincoln y pedir a cambio la liberación de presos confederados, pero sus planes cambiaron cuando el general confederado Robert E. Lee se rindió. Booth y Osus compinches planearon entonces asesinar a Lincoln, al secretario de Estado William Seward y el vicepresidente Andrew Johnson. Sólo Booth consiguió su objetivo.

El cuerpo inconsciente de Lincoln fue trasladado inmediatamente a la Petersen House, una casa de huéspedes propiedad de William y Anna Petersen situada justo enfrente del teatro Ford, en el número 453 (ahora 516) de la Calle Décima.  Los médicos sabían que la herida de Lincoln era mortal y que no podían hacer nada para salvarlo. Pocas horas después, a las 7:22 am del 15 de abril de 1865, Lincoln moría.

Booth, que se hirió en una pierna al caer mal al suelo, huyó a caballo del lugar del crimen. En su fuga siguió la ruta de los correos confederados, pasando por Maryland hasta una granja de Virginia, donde fue descubierto y asesinado por soldados del Ejército de la Unión.  Sus compinches fueron apresados y condenados a morir en la horca.

Si venís de turismo a Washington, DC,  o vivís por en este área no dejéis de visitar el Teatro Ford. Allí podéis ver una exposición sobre la vida de Lincoln, escuchar a los presidentes Bush padre, Bush hijo, Clinton y Carter leer fragmentos del Discurso de Gettysburg (el discurso más célebre de Lincoln), ver lo pequeña que era la pistola que utilizó Booth, recorrer el teatro por dentro y visitar el palco presidencial donde dispararon a Lincoln.

Enfrente del teatro podéis visitar la casa donde murió Lincoln, al que muchos consideran uno de los grandes presidentes de Estados Unidos. Pasó a la historia por restaurar la unión federal de Estados Unidos al vencer a los confederados y por terminar con la esclavitud en Estados Unidos.

Una lección gratuita sobre la historia de Estados Unidos en el lugar donde se hizo historia.

One thought on “En la escena del crimen”

  1. … Y una lección gratuita y amena a la par que curiosa de la historia, sociedad y cultura de EEUU nos das tú también… muchas gracias, Bea…

Comments are closed.