Curiosidades Gastronomía Nueva York Sociedad Turismo Uncategorized Washington

La razón por la que no hay ratas en el metro de Washington y sí en el de Nueva York

“¿Se va a comer eso?”, pregunta un anuncio del metro de Washington en el que sale la fotografía de una enorme rata. ” A diferencia de otros metros (que no nombraremos) usted no ve ratas del tamaño de un gato casero paseando por el metro. ¿Por qué? Porque somos muy estrictos respecto a comer y beber en el sistema. Así que ayúdenos a mantener los bichos fuera. Por favor no coma ni beba en el metro”.

Aunque no lo nombre, todo el mundo tiene claro que el anuncio se refiere al metro de Nueva York, donde sí está permitido comer y beber. En la Gran Manzana es habitual que la persona que está enfrente tuyo o la de al lado vaya comiendo en el metro, desde un hamburguesa de McDonalds hasta un sandwich, pasando por comida china. Y, como consecuencia, el metro acaba hecho un asco, tanto dentro como las papeleras del andén, siempre llenas de basura. Por lo visto a las ratas les encanta la comida basura.

Cuando vivía en Nueva York, era habitual ver  ratas enormes en el metro (también alguna que otra por la calle). Una vez incluso vi a una en un andén paseando tranquilamente como Pedro por su casa. Menos mal que el andén estaba en obras. Si me encuentro una de cara, me da un infarto.

Blogueros neoyorquinos como Daryl Lang se han picado  y esgrimen unas cuantas razones por las que el metro de Nueva York es mejor que el de la capital federal, a pesar de las ratas.

Por cierto, a los que os interese el tema de las ratas y Nueva York, os recomiendo el libro “Rats” de Robert Sullivan (editorial Bloomsbury).