Cultura Curiosidades Gastronomía Gente Historia Politica Turismo

Martha’s Vineyard, el Cadaqués de la Costa Este

Hace dos años, cuando vivíamos en Nueva York, estuvimos unos días Marha’s Vineyard, la isla en la que veranean el presidente Barack Obama y su familia. Los Obama ya estuvieron el año pasado. Y debió gustarles porque repiten.

Martha’s Vineyard, el Cadaqués de la Costa Este, es una exclusiva isla del Cabo Cod, situada cerca de Boston. Esta isla ha sido desde hace años un lugar de veraneo de políticos demócratas y pijos de la Costa Este. Tres presidentes – Ulysses Grant, Bill Clinton y Obama– han veraneado en esta isla de playas salvajes, casas victorianas y pueblecitos de postal en la que el director Steven Spielberg rodó la película “Tiburón (Jaws, en inglés).

También es una isla a la que ha estado muy unida la familia Kennedy. Allí tenía  la primera dama Jacqueline Kennedy Onassis una finca llamada Red Gate Farm en el pueblecito de Aquinnah (Gay Head), propiedad ahora de su hija Caroline.  Cerca de las costas de Martha’s Vineyard murió en un accidente de avioneta su hermano John F. Kennedy, Jr. Y allí tuvo el “incidente de Chappaquiddick”, el accidente de tráfico que tuvo en julio de 1969 el senador Edward “Ted” Kennedy y donde murió su acompañante Mary Jo Kopechne. Kennedy se fue a su casa y no avisó a la policía de lo que había ocurrido hasta la mañana siguiente. Este accidente acabó con cualquier posible carrera de Ted Kennedy a la Casa Blanca.

Los Obama se alojan en la lujosa Blue Heron Farm, una enorme finca con  cuatro casas, piscina, playa privada, cancha de baloncesto, establos de caballos, un manzanar y golf, cuyo alquiler cuesta 50.000 dólares a la semana. Curiosamente, los dueños de la finca votan a los republicanos y donaron dinero para la campaña de su rival en las elecciones presidenciales de 2008, John McCain.

Si a Michelle Obama la criticaron por sus lujosas vacaciones en Marbella mientras muchos estadounidenses están en paro, ahora los Obama tampoco se aprietan el cinturón a la hora de pasar diez días de vacaciones en Martha’s Vineyard.

Si queréis emular a los Obama  y pasar unas vacaciones en Martha’s Vineyard, os aconsejaría ir a Edgartown, un pueblecito idílico de casas de madera blancas, lleno de restaurantes y tiendas. Desde allí, podéis ir en ferry a hacer una excursión en bici por Chappaquiddick, pasear por el puerto o visitar las playas cercanas. El pueblo está lleno de hotelitos con mucho encanto como The Victoria Inn, con 14 habitaciones y en cuya cocina Spielberg rodó la escena de la autopsia a un tiburón.