Uncategorized

Resuelto el misterio

Los neoyorquinos respiran. En 2005, un olor a jarabe de arce en algunos puntos de Manhattan hizo saltar las alarmas. El mes pasado, el misterioso olor volvió.

Hoy, por fin, el misterio del olor a jarabe de arce se ha resuelto. 

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, lo anunció en una rueda de prensa, en español y en inglés, para tranquilizar a los ciudadanos. 

El origen del misterioso e inocuo olor: Frutaron, una fábrica de olores y fragancias del estado de Nueva Jersey.