Cultura Gente Historia Politica Uncategorized

Los invitados españoles de la Casa Blanca

En una entrevista con La Vanguardia el historiador Charles Powell asegura que,  las relaciones entre Estados Unidos y España no han llegado a todo su potencial y que curiosamente eran más fluidas durante la época franquista que con la democracia. El fin de la dictadura y la entrada de España a la OTAN y la Unión Europea normalizó las relaciones entre los dos países.

Con motivo de la visita del presidente Mariano Rajoy hoy a la Casa Blanca, he decidido hacer un repaso de las visitas de los presidentes españoles al número 1600 de Pennsylvania Avenue y de las visitas de los presidentes de EE.UU. a España.

La autoridad española que más ha visitado Estados Unidos  ha sido el rey Juan Carlos I. En la Casa Blanca le han recibido en visita de estado (con todos los honores protocolarios que eso implica) en tres ocasiones: en 1976 (meses después de la muerte del dictador Francisco Franco), en 1981 y en el año 200o. Pero el monarca español también ha hecho varias visitas privadas, pronunció un discurso en el Congreso de los Estados Unidos y recibió en Filadelfia la medalla de oro la Sociedad Filosófica Americana.

Desde Adolfo Suárez, todos los presidentes españoles han visitado la Casa Blanca, con la excepción del breve Leopoldo Calvo Sotelo.

Adolfo Suárez lo hizo en dos ocasiones: primero en una visita de trabajo en 1977, cuando la democracia española estaba todavía en pañales, y después en una visita privada en 1980.

El socialista Felipe González vino en seis ocasiones a Estados Unidos. En 1985 se reunió con Ronald Reagan, en 1990 se reunió con el presidente George Bush padre en el marco de la Asamblea General de la OTAN y en 1993 con Bill Clinton en una visita privada.

Pero, sin duda, José María Aznar fue el presidente que tuvo un trato más estrecho con un presidente de los Estados Unidos. El presidente George W. Bush (hijo) recibió en visita de trabajo a Aznar en seis ocasiones en ocho años y se reunieron en la Asamblea de la OTAN y en la ONU. Aznar también tuvo el privilegio de ser el único presidente español al que Bush hijo invitó a su rancho en Crawford (Texas) y en dirigirse en sesión conjunta al Congreso de los Estados Unidos, algo que solo había hecho antes el Rey.

Luego se supo que el gobierno de Aznar contrató por dos millones de dólares a una conocida empresa de lobbistas para  promover la imagen del entonces presidente del Gobierno español en EE.UU. y para lograr las firmas necesarias que requiere la concesión de la medalla de oro del Congreso, según publicó la prensa española en 2004.

José Luis Rodriguez Zapatero, castigado por retirar las tropas españolas de Irak nada más ganar las elecciones, se quedó sin visitar la Casa Blanca, aunque vio a Bush en el G-20 y en la ONU. Zapatero tuvo que esperar a que las relaciones entre Estados Unidos y España se descongelaran con la llegada de Barack Obama.

Obama, con el que todo el mundo quería hacerse la foto, recibió a Zapatero en 2009.

Rajoy, por su parte, ha tenido que esperar dos años para pisar el Despacho Oval. La campaña por la reelección y la crisis económica en España habían convertido aEspaña en el apestado de Europa. A Obama no le convenía que le vieran con Rajoy. Ahora, que la economía española está saliendo del túnel, las puertas de la Casa Blanca se han abierto para Rajoy.

Pero también los presidentes de Estados Unidos han visitado España. Franco recibió a tres presidentes de Estados Unidos: Dwight D. Eisenhower, Richard M. Nixon y Gerald R. Ford. Este último incluso recibió las llaves de la ciudad de Madrid.

Jimmy Carter visitó Madrid en 1980, Reagan en 1985, George Bush padre en 1991 y Clinton en 1995. La familia real también invitó a los Clinton a pasar una vacaciones en Mallorca. El último en viajar a Madrid fue el presidente George Bush hijo en 2001.

 

o-ADOLFO-SUAREZ-JIMMY-CARTER-570

. gonzalezreagan

 

Obama+Meets+Spanish+Prime+Minister+Zapatero+lg1NB5MrvW8l

 

1389634805_853182_1389648773_noticia_normal

 

Bush_aznar_Crawford_2003

Leave a Reply