Educación Maryland Sociedad Uncategorized

Un nudo en la garganta

The First day of school

I gave you a little wink and smile 

as you entered my room today.

I know how hard it is to leave

and know your child must stay. 

You’ve been together for five years, 

you’ve been a loving guide. 

But know that as you drive away, 

and tears may start to flow,

I’ll love your child as I would my own, 

and help your little one learn to grow. 

We places a first day picture here, 

so cherish it in your own way. 

And know your child will be safe and loved

as we work and learn each day. 

Hoy, día de la matanza de 20 niños y seis adultos en un colegio de Newtown (Connecticut), me he acordado de ese poema que nos dio la profesora de mi hija de Kindergarten (el curso anterior a la educación primaria) el primer día de clase. El poema iba acompañado de una fotografía de mi hija sentada feliz en el pupitre de su clase y un dibujo hecho por ella.

El lunes será muy duro para muchos padres en Estados Unidos cuando tenga que dejar a sus hijos en el colegio. Cuando tengan que decirles adiós en la entrada del colegio o vean marcharse a lo lejos el autobús amarillo que cada mañana les lleva a clase, muchos lo harán con un nudo en la garganta, algunos incluso con lágrimas en los ojos, pensando en los 20 niños de Newtown cuyos pupitres han quedado vacíos.

La directora del colegio de mi hija nos ha enviado esta tarde un e-mail para tratar de tranquilizar a los padres sobre las medidas de seguridad de la escuela. Dice que no nos ha llamado por teléfono porque no quería que los niños contestaran la llamada.

“Aunque nunca podemos eliminar la posibilidad que ocurra un hecho como este, su probabilidad es extremadamente baja. Quiero asegurarles que la seguridad de nuestros estudiantes y nuestros empleados es una prioridad para nosotros”, señala el e-mail de la directora. También nos recomienda contestar a las preguntas que nos hagan nuestros hijos sobre lo ocurrido en Newtown y que limitemos su exposición a la cobertura mediática de la tragedia.

 

Leave a Reply