Curiosidades Gastronomía Historia Inmigración Sociedad Washington

Cómo preparar una terrorífica Jack-o’-lantern

Siguiendo la tradición que inauguramos el primer Halloween que pasamos en Washington, hoy he quedado con mis amigas españolas en casa a preparar Jack-o’-lantern, con las que adornaremos nuestras casas hasta Halloween.

Si en España la víspera de Todos los Santos la gente come (dependiendo de donde viva) castañas, boniatos, panellets y huesos de santos) o va a ver la obra de Don Juan Tenorio, aquí en Estados Unidos, unos días antes de Halloween se preparan Jack-O-Lantern.

La tradición de los jack-o’-lanterns viene de Irlanda. Los inmigrantes irlandeses trajeron la tradición a Estados Unidos. Se basa en la leyenda de Jack el tacaño, un hombre que no podía entrar en el cielo porque era demasiado tacaño y desagradable pero que al Diablo tampoco le dejaba entrar en el infierno porque le había engañado anteriormente y no se fiaba de él. Por eso se vio condenado a vagar eternamente por el mundo con una linterna en la mano.

Así es como la Jack o´latern se convirtió en símbolo de un alma errando por  la tierra durante “All Hallows Eve” (nombre original de la fiesta pagana cuyo nombre acabó deformado en en Halloween).

Preparar una Jack-o’laterns, las terroríficas calabazas talladas a mano típicas de Halloween, es más fácil de lo que parece y bastante entretenido.

1. Comprar una calabaza, del tamaño y forma que más te guste. Preferiblemente con tallo. Cuanto más grande es, es más fácil de hacer.

2. Preparar todos los utensilios (un cuchillo de grandes dimensiones o  cuchillos más pequeños para cortar vegetales. En Estados Unidos venden un kit para hacer Jack O’latern con plantillas de dibujos, aunque los instrumentos que incluyen son bastante malos y se doblan con facilidad. También conviene tener a mano una cuchara de helado porque es bastante útil a la hora de vaciar la calabaza)

3. Recortar la parte superior de la calabaza con la ayuda de un cuchillo grande  y guardarla para utilizarla como tapa. La corteza de la calabaza está bastante dura, así que no os preocupéis si al principio os cuesta un poco sacar la tapa. Hay que procurar que el orificio sea suficientemente grande para que tu mano entre sin problemas.

4. A continuación se vacía el interior de la calabaza y se saca todas las pepitas y la pulpa, ya sea con la ayuda de una cuchara sopera, de una espátula o de una cuchara para helado o incluso con las manos. También conviene raspar la pared interior de la calabaza donde vamos a hacer el dibujo, de modo que quede más fina y luego sea más fácil cortar el dibujo que queremos.

5. Con un rotulador, pinta el dibujo que quieres hacer. Puedes utilizar plantillas (en ese caso puedes marcar el dibujo con un punzón) o pintar el dibujo directamente en la calabaza.

6. Se cortan y se sacan las piezas que has pintado. Una vez cortado el trozo, empuja con el dedo hasta que la pieza salga.

7. Cuando hayas terminado, limpia la calabaza con una toallita para quitar la pulpa que haya quedado fuera y las marcas de rotulador.

8. Coloca una vela encendida dentro y pon la tapa. Ya tienes preparada una terrorífica Jack-O-Lantern.

Happy Halloween!

 

Leave a Reply