Cultura Curiosidades Historia Politica Sociedad Turismo Uncategorized Virginia

Guía confederada por los alrededores de Washington

150 años después del estallido de la Guerra Civil en Estados Unidos (1861-1865), muchos descendientes de los soldados confederados no están dispuestos a pasar página. La guerra, que dividió el país en dos y dejó 620.000 muertos, sigue marcando su vida. Sólo hace falta salir de Washington, DC, y viajar a Richmond, la capital de Virginia, para darse cuenta de esto. En muchos lugares, ondea la bandera confederada, que para muchos estadounidenses tiene una connotación racista, pero que muchos habitantes del sur consideran simplemente un símbolo de su pasado y de orgullo de sus antepasados que lucharon en la Guerra Civll por la causa confederada.

Y si visitáis algún campo de batalla no os extrañe si encontráis a uno o más personas vestidas con trajes confederados. Consideran que los vencedores, los yanquis, reescribieron la historia de la Guerra Cvil y no entiende que les acusen a los de sur de racistas como si el racismo no hubiera existido también en el norte. Así que se visten con los mismos trajes que llevaban sus antepasados para contar su versión de la historia.

Asistí en Manassas (Virginia) a la reconstrucción de la batalla de Manassas con gente vestida con trajes de los yanquis y los confederados. Y en Gettysburg estuve conversando con un estadounidense que durante la semana trabajaba en Wal-Mart y se pasaba el sábado vestido de soldado confederado tratando de ofrecer a los turistas su versión de la Guerra Civil (la foto que ilustra este post es de él) .

Una de las cuestiones más controvertidas es cuál fue la causa de la Guerra Civil estadounidense: ¿la esclavitud o la defensa de los derechos de los estados frente al intervencionismo del Estado federal? El 52% de los estadounidenses considera que los líderes confederados querían separarse para mantener la legalidad de la esclavitud, mientras que el 42% opina que la esclavitud no fue la principal razón por la que esos estados declararon la secesión.

Dailyjuez os ofrece un recorrido por algunos de los lugares claves de la Guerra Civil de Estados Unidos y que podéis visitar si vivís en Washington o estáis de vacaciones por la zona:

– CAMPO DE BATALLA DE MANASSAS (VIRGINIA): En el campo de batalla de Manassas (Manassas National Battelfield Park) tuvieron lugar dos batallas de la Guerra Civil estadounidense (1861–1865): la primera, conocida en el Norte con el nombre de First Bull Run, tuvo lugar en julio de 1861  y  la segunda, llamada second Bull Run, en agosto de 1862. El año pasado se celebró el 150 aniversario de la primera batalla de Manassas, considerada, la primera gran batalla de la Guerra Civil estadounidense.

En el Henry Hill Visitor Center, hay un pequeño museo que explica la historia de Manassas. Desde allí salen dos recorridos: el primero, que se hace caminando, pasa por los lugares en los que tuvo lugar la primera batalla de Manassas y el segundo, que se hace en coche, pasa por los lugares donde se libró la segunda batalla de Manassas.

La primera batalla de Manassas, que tuvo lugar tres meses después de que comenzara la Guerra Civil, se centró en Henry Hill, la colina donde se encuentra hoy el centro de visitantes que lleva su nombre. Allí ahora se pueden ver cañones de la época y una estatua ecuestre del General confederado Jackson “Stonewall” mirando hacia el valle.

La primera batalla acabó con la derrota del ejército de la Unión y con un balance de 900 muertos. La segunda batalla, que enfrentó a los generales confederados Jackson y Lee contra el general de la Unión John Pope, duró tres días y también terminó con una victoria confederada. Unos 3.300 soldados murieron en Manassas en este segundo enfrentamiento entre dos ejércitos de una nación dividida.

Podéis acabar la excursión comiendo en Manassas, un coqueto pueblo, que se puede recorrer en un coche de caballos.

– CAMPO DE BATALLA DE GETTYSBURG (PENSILVANIA): La battalla de Gettysburg tuvo lugar del 1 al 3 de julio de 1863 durante la Guerra Civil estadounidense. En ellas se enfrentaron el ejército de la Unión, con el mayor general George G. Meade al frente de sus tropas, y el ejército confederado, con el famoso general Robert E. Lee dirigiendo sus filas. Es considerada una de las batallas más sangrientas de la Guerra Civil, ya que allí murieron 51.000 soldados. En esta sola batalla murieron tantos soldados como en toda la guerra de Vietnam.

La batalla de Gettysburg es vista por los historiadores como un punto de inflexión de la Guerra Civil estadounidense, ya que marcó el inicio de la ofensiva del ejército de la Unión. Los yanquis fueron capaces de derrotar al general Lee, considerado hasta entonces como invencible.

Gettysburg también fue el escenario en el que el presidente Abraham Lincoln pronunció el 19 de noviembre de 1863 su célebre Discurso de Gettysburg. A pesar de ser bastante breve (menos de 300 palabras), el discurso de Lincoln es considerado por los historiadores como uno de los grandes discursos de la Historia. Lo pronunció cuatro meses y medio después de la batalla de Gettysburg con motivo de la consagración del Cementerio Nacional de los Soldados de Gettysburg. En él definía la democracia como el “gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo” y rendía homenaje a los caídos.

– CAMPO DE BATALLA DE APPOMATTOX (VIRGINIA): Otra batalla clave en la Guerra Civll estadounidense fue la batalla de Appomattox. En la batalla, que tuvo lugar el 9 de abril de 1865, se enfrentaron el ejército confederado, capitaneados por el general Lee, y el ejército de la Unión, que iba dirigido por el general en jefe del ejército de la Unión y futuro presidente de los Estados Unidos, Ulysses S. Grant. En la casa de justicia de Appomattox (Appomattox Court House)  se rindió el general Lee ante el general Grant. Era Domingo de Ramos. En esta batalla murieron 700 soldados. Fue la última batalla que tuvo lugar en Virginia, pero no fue la última batalla de la Guerra Civil estadounidense.

Hay controversia entre los historiadores sobre si la última batalla de la Guerra Civil fue la batalla de Palmito Ranch en Texas (12-13 mayo de 1865) o la batalla de Columbus en Alabama (16 de abril de 1865). Pero la mayoría de historiadores da por terminada la Guerra Civil con la batalla de Columbus.

– RICHMOND (VIRGINIA): Una ruta confederada no podría estar completa sin una visita a Richmond. La capital del estado de Virginia fue durante la Guerra Civil la capital de los Estados Confederados de America. Once estados del sur declararon su secesión de Estados Unidos. La secesión se produjo tras el ataque confederado a Fort Sumter en Charleston (Carolina del Sur) el 12 de abril de 1861, fecha que marcó el inicio de la Guerra Civil.

Al principio el gobierno confederado tenía su capital en Montgomery (Alabama) pero después de que el 17 de abril de 1861, el estado de Virginia votase a favor de la secesión de Estados Unidos y se uniera a los Estados Confederados, la capital confederada se trasladó a Richmond. El ejército de la Unión tardó tres años en conquistar Richmond, bajo el liderazgo del general Grant. Lo consiguieron el abril de 1965.

En Richmond os recomiendo visitar:

1) Monument Avenue: Es el equivalente en Richmond del National Mall de Washington. En esta avenida se pueden ver  los monumentos a los grandes figuras confederadas: Jefferson Davis, presidente de los Estados Confederados de América, y las de los generales Robert E. Lee, Thomas “Stonewall” Jackson y J.E.B. Stuart, entre otros. Además se pueden ver los monumentos a dos nativos de Richmond: el marino  y oceanógrafo Mattew Fontaine Maury y el tenista afroamericano Arthur Ashe. La colocación de esta última estatua estuvo rodeada de polémica. Muchos se opusieron.

2) Cementerio Hollywood: A pesar de su nombre, este cementerio no está en Los Angeles ni aquí están enterrados actores y actrices de Hollywood. Este cementerio de Richmond, con vistas al río James, se inauguró en 1849. Aquí yacen los restos de dos presidentes de Estados Unidos (James Monroe y John Tyler), el presidente de los Estados Confederados Jefferson Davis, seis gobernadores de Virginia, dos magistrados del Tribunal Supremo, 22 generales confederados (incluidos George Pickett y J.E.B. Stuart) y miles de soldados confederados. En 1869, construyeron este cementerio una pirámide en honor de los caídos confederados. El día que fuimos nosotros a visitarlo había una pareja que iba colocando banderitas confederadas en las tumbas.

3) Davis Mansion o la Casa Blanca de la Confederación. En esta mansión de estilo neoclásico, construida en 1818, vivió el presidente de los Estados Confederados, Jefferson Davis, con su familia. Aquí Davis también tuvo su despacho durante la Guerra Civil. Para poder ver la Casa Blanca de la Confederación se tiene que comprar una entrada en el Museo de la Confederación, que está justo al lado. La visita es guiada.

4) Museo de la Confederación. El museo alberga una colección de uniformes, armas, manuscritos, libros, banderas, panfletos y fotografías de los Estados Confederados de América y de la Guerra Civil estadounidense. Y no se os olvide pasar por la tienda de souvenirs.

5) Capilla Confederada: Esta diminuta iglesia se encuentra situada en los terrenos del Museo de Bellas Artes de Virginia. En 2010, el museo prohibió que ondease la bandera confederada (que como he explicado arriba, para muchos estadounidenses tienen una connotación racista) en la capilla. Esto no gustó nada a los descendientes de los soldados confederados. El día que visité Richmond había un grupo de ellos apostados en la acera. LLevaban banderas confederadas y se quejaban de que no les dejaban ya ponerlas en la capilla, como siempre lo habían hecho desde que se fundó esta pequeña iglesia.

Leave a Reply