Inmigración Sociedad Uncategorized

La lotería del sueño americano

Cada año en el mundo millones de personas sueñan con ganar una lotería especial. El premio no es monetario. Es onírico: lograr el sueño americano.

Conseguir un tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos, la famosa y codiciada Tarjeta Verde (Green Card), es muy difícil. Para muchos, imposible.

Un residente permanente es una persona a la que el gobierno de EEUU le ha autorizado a residir y trabajar en el país de forma permanente. Como prueba de su estatus, se le otorga una tarjeta de residente permanente o Green Card.

Uno puede conseguir la residencia permanente de diferentes maneras. La mayoría de las personas que lo consiguen son patrocinados por un familiar o una empresa estadounidense. Otros pueden lograrlo a través del estatus de refugiado, solicitante de asilo u otros programas humanitarios. También se puede conseguir al casarse con un ciudadano americano, como hizo Gérard Depardieu en la comedia romántica Matrimonio por conveniencia (Green Card, en su título en inglés)

Para todos aquellos en busca del sueño americano existe una alternativa: la llamada “Diversity Visa Lottery (la lotería de las Green Cards). Como su nombre indica es una lotería organizada por el Gobierno estadounidense. Para participar en esta lotería de sueños americanos no es necesario pagar nada. Sólo hay que rellenar un formulario en internet y que la suerte te acompañe.

Conseguir una de las 50.000 Green Cards que sortean cada año es, un principio, cuestión de suerte. Pero, en realidad, hay una serie de requisitos para poder participar en la lotería. El lugar de nacimiento (no la ciudadanía o país de residencia) es el que determina si una persona puede o no participar en el sorteo. Sólo pueden participar en el sorteo aquellas personas nacidas en países con bajas tasas de inmigración a Estados Unidos. Cada año la lista de países excluidos del sorteo varía. Por ejemplo, los españoles podemos participar en el sorteo, pero los mexicanos y los salvadoreños, no. Si tu país está excluido del sorteo pero estás casado y el país de tu esposo o esposa está en la lista de países, puedes participar en el sorteo a través de él o ella.

Otro de los requisitos es tener estudios secundarios (haber estudiado en el instituto o high school) o tener dos años de experiencia profesional en los últimos cinco años, siempre y cuando la profesión de uno esté incluida en la lista de profesiones elegibles.

El año pasado 15 millones de personas participaron en el sorteo de las Green Cards. En la lotería de 2013 participarán 8 millones de personas.El hecho de que se haya reducido a la mitad el número de aspirantes se explica porque Bangladés ha sido excluido este año del sorteo. El año pasado, 7,6 millones de bangladesíes participaron el lotería. Otro factor que también puede haber influído en la caída de solicitudes es la crisis, ya que menos personas están dispuestos a emigrar a EEUU ante la dificultad de conseguir empleo.

A cada solicitud recibida desde las distintas regiones se asigna un número en el sorteo. Un ordenador o computadora será el encargado de seleccionar aleatoriamente a los ganadores de entre el conjunto de solicitudes recibidas. Cada una de las solicitudes recibidas durante el período de inscripción tiene las mismas probabilidades de ser elegida ganadora dentro de cada una de las seis regiones geográficas, con un máximo de un 7 por ciento de personas nacidas en un sólo país.

Si estas casado, tienes el doble de posibilidades de ganar, ya que tú puedes presentar una solicitud en nombre de la familia y tu marido o esposa, otra. Sí sólo uno gana, los dos reciben la Green Card, al igual que tus hijos.

Que el ordenador elija tu número no significa que consigas automáticamente la Green Card. Los ganadores del sorteo deberán presentar  un montón de papeles, pasar un examen médico, se les tomarás las huellas dactilares y tendrán que pasar una entrevista antes de conseguir la Tarjeta de Residencia. Muchos no consiguen superar esta etapa y se quedan al final sin Green Card, a pesar de ganar el sorteo.

En la lotería de 2012, 232 españoles resultaron ganadores en el sorteo de Green Cards.

El sorteo de este año fue polémico. Un error informático provocó que los ganadores de la lotería no fueran elegidos de una manera aleatoria como exige la legislación vigente y que el Gobierno diera por ganadores a personas que no lo eran. Resultó que el 90 por ciento de los ganadores inicialmente anunciados presentaron sus solicitudes en los dos primeros días de los treinta destinados para el registro. Tuvieron que repetir el sorteo para enfado de los que habían sido inicialmente elegidos. Unas 22.000 personas vieron su sueño roto y muchos de ellos acabaron denunciando al gobierno americano ante los tribunales.

Aunque mi marido y yo vivimos desde hace cuatro años en Estados Unidos y  tenemos visado de periodistas, hemos rellenado este otoño la solicitud para participar en la lotería de Green Cards de 2013 porque la vida es mucho más sencilla en Estados Unidos si tienes la residencia permanente que si tienes un visado. Por ejemplo, con nuestro visado actualmente sólo podemos trabajar para empresas extranjeras, pero si tuviesemos el permiso de residencia permanente también podríamos trabajar para empresas americanas si lo quisiéramos. Otra ventaja es que no tendríamos que renovarnos cada año el carnet de conducir, tal y como nos ocurre ahora (un calvario familiar anual que, misterios burocráticos, no sufren otros periodistas con el mismo visado que nosotros, tal y como os expliqué en el blog). Además si lo deseáramos a los cinco años de tener la residencia permanente podríamos solicitar la ciudadanía americana.

A ver si hay suerte y nos toca la Green Card. Ya os contaré cuando anuncien los ganadores en mayo. Cruzaremos los dedos.