Curiosidades Maryland Nueva York Periodismo Sociedad Washington

Irene: mucho ruido y pocas nueces

El huracán Irene, que comenzó como un huracán de categoría 3 en el océano Atlántico y  bajó a categoría 1 cuando tocó tierra el sábado en Carolina de Norte, se convirtió en tormenta tropical a su paso hoy por la ciudad de Nueva York.

La fuerza de los vientos fue inversamente proporcional a la cobertura mediática. A medida que los vientos bajaban de intensidad, las televisiones aumentaban su cobertura del huracán a su paso por la costa este de Estados Unidos con retransmisiones en directo 24 horas al día, mapas del avance del Irene, indicador de vientos en tiempo real y reporteros con chubasqueros desafiando el huracán y poniendo al mal tiempo buena cara.

Al final el Irene no fue para tanto. Mucho ruido y pocas nueces.

Ahora estamos esperando el primer balance que hagan las autoridades locales del huracán. De momento, hay dos millones de personas evacuadas, unas 4,5 millones de personas se han quedado sin luz, hay calles inundadas, árboles caídos y casas destrozadas y diez personas han muerto durante el huracán.

La noche la pasamos tranquilos en Washington. Tal y como os conté en el mi anterior post, habíamos colocado los colchones en el hall y en el pasillo para dormir lo más alejado de las ventanas por si el viento las rompía. Al final sólo tuvimos mucha lluvia y viento y pudimos dormir toda la noche a pierna suelta. No nos hemos quedado sin luz y tenemos agua e internet. Mis hijos estaban muy contentos esta mañana al descubrir que el huracán no se había llevado sus juguetes volando.