Blog: LA CARA B DE WASHINGTON

Sobremesa en plena crisis de los misiles de Cuba

El otro día estuve comiendo en el restaurante Occidental, fundado en 1906 por Henry Willard, propietario del hotel Willard. Ya había comido antes en este restaurante del centro de Washington, pero, en esta ocasión, nos tocó una mesa con mucha historia.

Una placa de bronce explica que se trata de una mesa muy especial: “En esta mesa durante los momentos tensos de la crisis de los misiles de Cuba una oferta rusa para retirar los misiles de Cuba fue trasmitida por un misterioso ruso `Sr. X´  al corresponsal de la cadena de televisión ABC John Scali. Gracias a esta reunión se evitó la amenaza de una posible guerra nuclear”.

En 1962, el restaurante Occidental tuvo un pequeño papel en la crisis de los misiles de Cuba. El periodista John Scali comió en este centenario restaurante de Washington con el espía soviético Alexander Fomin. Este último le entregó a Scali unos papeles en los que se indicaba que la Unión Soviética deseaba llegar a un acuerdo para poner fin a la crisis de los misiles con la condición de que Washington se comprometiera a no invadir Cuba.

Scali no lo dudó un momento. Consciente de que en su mano estaba la vida de millones de personas, entregó el mensaje de los soviéticos al secretario de Estado de Estados Unidos, Dean Rusk, quien, a su vez, se lo hizo llegar al presidente John F. Kennedy. El 28 de octubre, Nikita Khrushchev anunció que retiraba los misiles de Cuba.

El acuerdo puso punto final a una crisis, que comenzó a raíz del descubrimiento por parte de Estados Unidos de bases de misiles soviéticos en Cuba y que estuvo en un tris de acabar en una guerra atómica entre las dos superpotencias.

El restaurante, situado a dos manzanas de la Casa Blanca, cuenta en la entrada con retratos de los últimos presidentes de Estados Unidos y está decorado con fotografías de políticos americanos. Un lugar frecuentado por políticos, periodistas y turistas con ganas de comer en un restaurante con historia.

Leave a Reply