Cultura Curiosidades Gente Historia Politica Sociedad Turismo Uncategorized Washington

Washington celebra la muerte de Bin Laden

La ciudad de Washington celebró anoche hasta altas horas de la madrugada delante de la Casa Blanca la muerte del enemigo número uno de Estados Unidos: Osama Bin Laden.

Washingtonianos y turistas se dieron cita en el número 1.600 de Pennsylvania Avenue para vivir un momento histórico en la capital estadounidense: el anuncio por parte del presidente Barack Obama de la muerte del terrorista más buscado del mundo, diez años después de los atentados terroristas del 11-S.

No faltaron los pitidos de los coches ni los gritos de júbilo ni las banderas estadounidenses ni los cantos del himno nacional en una noche de patriotismo en la que todos se sentían orgullos de ser americanos. Muchos recordaran este día al igual que muchos nunca olvidarán dónde estaban en el momento en el que cayeron las Torres Gemelas.

Aquí os dejo unas fotos que he hecho de gente celebrando la muerte de Bin Laden delante de la Casa Blanca.

One thought on “Washington celebra la muerte de Bin Laden

  1. Vaya, parece que esta acción de los Estados Unidos se ha conseguido a través de la base de Guantánamo –cerrarla fue de los primeros compromisos obamanitas…- y a través de una misión militar… Es decir, esta operación no se ha conseguido a través de la persuasión del Estado de Bienestar, ni tampoco mediante medios policiales, ni tampoco mediante subvenciones, ni tampoco mediante la creación de partidos políticos, ni tampoco mediante la legalización de organizaciones al margen de la ley…

    Y me sorprende, pues por lo que hasta ahora he observado de Obama, pensé que sería capaz de regalarle un « instituto de observación » o una concejalía a Al Qaeda…

    También es indudable que la actualidad internacional pone de manifiesto lo obsoleto que ha quedado el actual Derecho Internacional, incluida la Convención de Ginebra y organismos e instituciones como NNUU o la OTAN para dar respuesta a los conflictos actuales… Ni tampoco ha funcionado ni funciona bien la alianza con « aliados » como Pakistán. Osama no estaba cobijado por talibanes en cuevas de Afganistán, sino en una mansión-fortaleza en Islamabad, cerquita del cuartel general del Ejército paquistaní.

    Otra cosa es cierta; si los líderes occidentales en vez de hipocresía y corrupción, tuviesen la centésima parte de coherencia, convicción, sacrificio, eficiencia, eficacia, valor y honradez de Osama Ben Laden, el mundo sería un lugar maravilloso… Porque nuestros líderes políticos ni son coherentes, ni poseen convicción alguna que no sea la de su poder, carecen de espíritu de sacrificio, desprecian la eficiencia, la única eficacia por ellos conocida es la de su perpetuación en el poder y lo del valor dependerá de lo que les convenga y de lo « políticamente correcto»… y de su honradez – « Rectitud de ánimo, integridad en el obrar » – mejor ni hablar… Por cierto, ni Osama ni Al Qaeda reconocieron la autoría del 11-M, ni tampoco la sentencia del juicio se lo imputa.

Comments are closed.