Blog: LA CARA B DE WASHINGTON

La vida washingtoniana de Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor llevó el glamour de Hollywood al Potomac cuando en 1976 se casó con el senador de Virginia John Warner. La pareja se conoció en la cena de la celebración del Bicentenario de los Estados Unidos en la Embajada británica en Washington, en la que se conmemoraba el 200 aniversario de la Declaración de la Independencia de Estados Unidos.

Seis meses después de conocerse se casaron en la Iglesia Episcopal Emmanuel en Middleburg (Virginia). Era su sexto marido y su séptima boda. La actriz, que ayudó a su marido a ganar en la campaña de senador, no sólo se enamoró de Warner sino también del estado de Virginia, donde la pareja tenía una granja.

Gracias a su marido, la actriz conoció de primera mano la vida en Washington, DC, que por aquel entonces era mucho más provinciana que ahora. Aquí pasó cinco años de su vida, alejada de los focos de Hollywood, pero inmersa en los pasillos del poder. En la capital federal no sólo era una estrella de Hollywood, sino también la esposa de un senador, con la cantidad  de actos sociales que eso conlleva. La pareja tenía una casa en el número 3240 la calle S en Georgetown.

Pero la vida de Washington aburría a Liz Taylor, porque su marido se pasaba demasiadas horas al día trabajando en el Senado. La pareja se divorció en 1982.

“La recordaré como una mujer cuyo corazón y alma eran tan bonitas como su rostro clásico y sus ojos majestuosos”, dijo el ex senador Warner tras conocerse la noticia de la muerte de la actriz a los 79 años en Los Angeles.

Cuando Elizabeth Taylor volvió a Washington, lo hizo por una buena causa: para recaudar fondos para la lucha contra el Sida y tratar de llamar la atención de los políticos sobre esta enfermedad. Testificó en 1986 el Capitolio para pedir más ayuda para los enfermos, participó en la Tercera Conferencia Internacional de Sida en DC e inauguró el Elizabeth Taylor Medical Center en la Clínica Whitman-Walker cerca de Logan Circle, un centro especializado en enfermos de Sida. El día de la inauguración la actriz le dio al centro un cheque de 50.000 dólares, un gesto generoso para una causa que nunca se cansaba de apoyar.

Elizabeth Taylor y su marido el senador de Virginia John Warner  con el vicepresidente Walter Mondale en enero de 1979 en el Capitolio.

Elizabeth Taylor con Ronald y Nancy Reagan en el backstage de la Tercera Conferencia Internacional del Sida en mayo de 1987 en Washington, DC.

Elizabeth Taylor con Bill Clinton
La actriz con George W. Bush

 

Leave a Reply