Cultura Curiosidades Gastronomía Gente Historia Periodismo Sociedad Uncategorized Washington

La embajada gastronómica de España en DC

El pasado fin de semana celebré mi cumpleaños en La Taberna del Alabardero, considerado por muchos en Washington la embajada gastronómica de España en DC. Y tengo que confesar que me defraudó. Me esperaba mucho más de un restaurante del que tanto había oído hablar desde que llegué a vivir a la capital federal hace un año y medio.

Lo mejor de la cena en La Taberna del Alabardero fue el cochinillo asado que me pedí. La camarera me advirtió antes que no lo presentaban como lo hacen en Segovia porque a los americanos no les gustaba ver al cochinillo entero presentado con cabeza en una bandeja. Así que el cochinillo asado en Washington (ver foto) tiene forma de tarrina con la carne muy tierna cortada en láminas y con la piel crujiente encima. Estaba rico.

El resto de platos que comimos estaban bien, pero tampoco eran para tirar cohetes. El tocinillo de cielo que me pedí de postre tampoco tenía nada que ver con el tocinillo de cielo que se come en España.

Me parece que la calidad-precio de los restaurantes de tapas Jaleo, del chef José Andrés, supera a la de La Taberna del Alabardero. El restaurante del padre Lezama nos pareció carísimo para lo que comimos.  Y eso que sólo pedimos una cerveza y una copa de vino cada uno y no una botella. Por la mitad de precio se come mejor en el Jaleo.

La Taberna del Alabardero pertenece al Grupo Lezama, dueño del Café de Oriente en Madrid, del Caserío Iruaritz en Álava y  de La Taberna del Alabardero en Sevilla y Madrid, entre otros restaurantes. También tienen un restaurante en la costa oeste, en Seattle, dirigido a un público más joven. El grupo da empleo ahora a unas 600 personas.

El padre Luis de Lezama, que había aprendido el oficio en la escuela de hostelería de Laussane, abrió en marzo de 1989 ese restaurante en Washington 15 años después de fundar en 1974 en Madrid la primera Taberna del Alabardero. El primer restaurante nació como una obra social para dar trabajo a los jóvenes sin formación que acogía en los bajos de su parroquia de Chinchón y en su apartamento de Vallecas, un barrio de Madrid. La filosofía de este sacerdote católico era “no dar peces sino enseñar a pescar” a esos jóvenes.

El restaurante de Washington, situado a cuatro manzanas de la Casa Blanca y a un tiro de piedra del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Mundial y de la Calle K (la calle de los lobbistas), es un punto de referencia gastronómico de alto nivel en Washington.

En este restaurante a Henry Kissinger le gusta tomar chipirones en su tinta. Y durante la administración Bush, se podía encontrar allí comiendo tapas a Condolezza Rice. También han comido en La Taberna de Alabardero la Infanta Cristina -que vive en Washington desde verano de 2009- y la juez del Tribunal Supremo, Sonia Sotomayor, por citar algunos clientes.

De momento, no han recibido la visita de los Obama, a los que seguimos en este blog en su ruta gastronómica por los mejores restaurantes de Washington.

Padre Luis de Lezama

Cochinillo asado a la washingtoniana

Cochinillo asado de Segovia

2 thoughts on “La embajada gastronómica de España en DC

  1. Realmente, la gastronomía española de calidad es difícil encontrala fuera de España -y no digo que no la haya, simplemente que es difícil. Cuando estuve en Inglaterra y en Alemania lo español que encontré no me gustó mucho, demasiado caro y no muy bueno… No obstante, tiene buena pinta la Taberna del Alabardero en DC…

    Por cierto Bea, muchísimas felicidades! Y otra vez, muchas gracias por tu blog…

Comments are closed.