Cultura Curiosidades Gente Historia Nueva York Politica Turismo Uncategorized

Bibliotecas presidenciales

Cuando fuimos de vacaciones a Massachusetts visitamos la Biblioteca Presidencial John F. Kennedy en la bahía de Boston. De momento, es la única que he visitado de las trece que administra la Oficina Nacional de Archivos y Documentos (National Archives and Records Administration, NARA). Si vais a Boston, os recomiendo la visita. Es muy interesante. Podréis conocer más de cerca la figura de JFK y el ver el elegante edificio diseñado por el arquitecto I.M. Pei.

Coincidiendo con el 50 aniversario de la toma de posesión de Kennedy en 1961, la Biblioteca Presidencial JFK ha puesto a disposición del público en internet el archivo digital más completo de un ex presidente de Estados Unidos con 200.000 páginas de documentos, 300 cintas de audio de 1.245 discursos, reuniones, conversaciones telefónicas, así como 72 rollos de película y 1.500 fotos.

Las Bibliotecas Presidenciales no son bibliotecas en el sentido tradicional, sino centros en los que conservan los documentos, archivos, correspondencia, diarios, regalos de Estado y objetos personales de un presidente de Estados Unidos. Allí van los historiadores a consultar los archivos y documentos que necesiten. También suelen tener un pequeño museo consagrado a la vida y los logros del presidente, con el fin de que el gran público pueda conocerle más de cerca. Suelen organizar actos, conferencias, seminarios, tours y actividades para los más pequeños.

La idea de crear una red de Bibliotecas Presidenciales comenzó en 1939 cuando el presidente Franklin Roosevelt donó sus papeles personales y presidenciales al gobierno federal. Roosevelt también donó parte de su finca en Hyde Park a los Estados Unidos. Los amigos de Roosevelt crearon una organización privada sin ánimo de lucro para construir la Biblioteca Roosevelt.

Siguiendo el ejemplo de la Biblioteca Franklin Roosevelt, todas las bibliotecas presidenciales se han construido con fondos privados. Una vez construidas, NARA se encarga del mantenimiento y funcionamiento de las bibliotecas.

Esta es la la lista de las trece Bibliotecas Presidenciales administradas por NARA:

¿Se podría exportar el sistema de Bibliotecas Presidenciales a España? Lo dudo. Seguro que sería polémico y al presidente que lo propusiera le acusarían de megalómano y egocéntrico. Pero creo que sería interesante preservar documentos y archivos de los presidentes de gobierno de España en un centro, ya fuera individual o conjunto, para que los historiadores pudieran tener acceso a estos materiales y que las futuras generaciones pudieran conocer mejor quienes fueron sus presidentes.

¿Qué pensáis vosotros?