Curiosidades Sociedad Uncategorized

Maratón de cumpleaños

Este mes de diciembre tenemos un maratón de cumpleaños de los niños de la clase de mi hija mayor: cuatro sábados seguidos de cumpleaños. Menos mal que los de la clase de mi hijo son pequeños y no los celebran todavía a lo grande, sino íbamos a tener todo los sábados y domingos cumpleaños y en algunas ocasiones dos o tres (como les ha ocurrido a amigas mías) en un mismo día.

El año pasado todos los cumpleaños que tuvimos fueron en casas. Sin embargo, este año hemos tenido una gran variedad de cumpleaños, desde uno que se celebró en una estación de bomberos (nos lo perdimos porque estábamos en España de vacaciones) hasta los que se celebran en gimnasios donde los niños pueden saltar y correr (de momento, hemos ido a tres), pasando por uno que se ha celebrado en un teatro de marionetas (el que más me ha gustado por ahora). Aunque parezca raro, todavía no nos han invitado a un cumpleaños en un McDonald ‘s o en un Burger King.

Los estadounidenses son bastante prácticos. Muchos prefieren pagar más y celebrarlo fuera de casa para no tener que recoger luego. A mi más de uno me ha dicho que soy muy valiente por celebrar el cumpleaños de mis hijos en casa.

En la mayoría de cumpleaños que se celebran fuera de casa no dan mucho de comer a los niños: generalmente un trozo de pizza o un bagel, un pedazo de tarta y un zumo. En uno que fuimos, les dieron sólo un cupcake (magdalena con una capa de glaseado -frosting en inglés- de colores por encima y, a veces, con “sprinkles”, virutas de colorines de chocolate).

Suelen ser cumpleaños contrarreloj porque duran entre una hora y media y dos horas, dependiendo del tiempo que los padres hayan alquilado el local.

A la hora de preparar los cumpleaños hay varias formalidades: enviar las invitaciones (escritas a mano, imprimidas en una papelería o una invitación electrónica) a todos los niños de la clase y amigos, abrir los regalos cuando se han ido todos los invitados a casa (no como en España que los abres en cuanto te los dan) y enviar “thank you notes” (tarjetas de agradecimiento) a todos agradeciéndoles el regalo.