Politica Sociedad Turismo Uncategorized Washington

El día que Reagan torció el brazo a los controladores aéreos

El Gobierno español decidió el pasado viernes militarizar el control aéreo por la huelga de controladores áreos, después de que la mayoría controladores presentaran bajas masivas y no fueran a trabajar, coincidiendo con el puente de la Constitución, que muchos españoles aprovechan para hacer vacaciones en diciembre. El Ejército español exigió a los controladores  que se incorporasen a sus puestos de trabajo. En caso contrario podrían ser acusados de delito de sedición y enfrentarse a penas de hasta ocho años de cárcel.

El 85,7 por ciento de los españoles despediría a los controladores aéreos, según una encuesta de NC Report para el periódico La Razón. Esta es precisamente la decisión que tomó el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, en 1981 cuando despidió a 13.000 controladores aéreos después de que hicieran una huelga salvaje.

En agosto de 1981 unos 13.000 controladores aéreos del sindicato Professional Air Traffic Controllers Organization (PATCO) se declararon en huelga. Reclamaban una reducir la jornada laboral a 32 horas semanales, un aumento salarial de 10.000 dólares a todos los controladores aéreos y mejoras en la jubilación.

Las negociaciones entre el sindicato de los controladores y la Administración Federal de Aviación (FAA, en sus siglas en inglés) fracasaron. Sólo 1.300 de los 13.000 controladores aéreos volvieron a trabajar.

Reagan consideró que la huelga de PATCO suponía “un peligro par la seguridad nacional”, recordó a los controladores que hacer huelga era ilegal para los empleados públicos y les dio un ultimátum: Si no volvían a trabajar en 48 horas, les despedirían y se les prohibiría de por vida volver a trabajar para el gobierno federal (el presidente Bill Clinton levantó la prohibición en 1993). Curiosamente, Reagan había recibido el apoyo de PATCO durante las elecciones para la presidencia.

“Algunos observadores pensaban que Reagan se estaba tirando un farol, otros que estaba poniendo innecesariamente en peligro a toda la industria de la aviación. Pero Reagan, convencido de que la huelga era ilegal y que ponía en peligro la seguridad pública – y armándose de valor siguió el ejemplo del (presidente) Calvin Coolidge que, cuando era gobernador de Massachusetts, acabó con una huelga policial en Boston en 1919- no dió su brazo a torcer”, según el libro “The Age of Reagan. A History 1974-2008” de Sean Wilentz.

La decisión de mantenerse firme ante los sindicatos fue positivo para Reagan, un presidente no muy popular cuando fue elegido pero que se convirtió inmediatamente en un héroe nacional al ganar el pulso con los controladores.

Reagan despidió a 11.345 controladores aéreos. Para evitar un caos en los aeropuertos nacionales, Reagan ordenó que 3.000 supervisores se unieran a los dos mil controladores que no estaban en huelga y a 900 controladores militares en las torres de control de los aeropuertos.

En Estados Unidos hay preocupación porque casi 30 años después los controladores contratados en la era Reagan comienzan a jubilarse y están entrando controladores nuevos con menos experiencia a la hora de manejar los 190.000 vuelos diarios de media que hay en el país.

Cruzaremos los dedos para que la próxima vez que volemos nos toque un controlador con experiencia.

5 thoughts on “El día que Reagan torció el brazo a los controladores aéreos

  1. Seguro que ningún controlador aéreo estadounidense podría jamas soñar con los « privilegios » laborales -que no « derechos » – de los controladores aéreos españoles.

    Bravo por Reagan, un político con valor y con valores. En cambio aquí, en la Reinopública de España, siempre hemos tenido que soportar huelgas de empleados de sectores estratégicos -cuando no controladores entonces pilotos y si no conductores de Metro – sempre fomentadas por una irresponsable oposición contra un ineficaz gobierno, da igual el color de uno y otro. Así hemos llegado a este punto.

    ¿Para cuándo una Ley de Huelga? Parece que el Estado sólo reacciona cuando se pone en peligro los intereses del Gobierno; en cambio, si lo que se pone en peligro son los intereses del pueblo…

    Si se ponen en huelga los conductores de Metro Madrid -otros pobrecitos proletarios explotados como los paupérrimos controladores- entonces el Gobierno apoya el Derecho de huelga, siempre contra la Comunidad de Madrid, que no es socialista; si los matones sindicalistas – « piquetes » pegan palizas e impiden trabajar a quien tiene derecho entonces es también Derecho a la huelga y los matones son « piquetes informativos »… Pero como se ponga en riesgo un solo voto para el Gobierno… entonces prepárate, te vas a enterar de lo que vale el Reino de España… En pocas horas te militarizan, y te pueden caer de ocho a diez años… Se acaba la huelga; aquí paz y después gloria.

    Por cierto, algunos controladores han salido en periódicos haciendo gestos obscenos a pasajeros que les increpaban y otros diciendo que el Ejército y la Guardia Civil les habían obligado a trabajar « a punta de pistola »… Al respecto, « El portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), César Cabo, ha asegurado que el trato que están recibiendo los controladores por parte del Ejército está siendo “exquisito”. » según Libertad Digital http://www.libertaddigital.com/nacional/el-portavoz-del-usca-sobre-los-militares-el-trato-esta-siendo-exquisito-1276408875/

    España, ¡Qué gran país!

  2. Por cierto, Bea; ¿Cómo se vería en EEUU la cuestión de los « piquetes »? Por ejemplo, en tu ciudad, un ferretero quiere abrir su negocio en un día que los sindicatos han dicho que ellos ejercerán su derecho a la huelga. Entonces, el ferretero no coincide con las razones de la huelga anunciada y decide ejercer su derecho al trabajo. Entonces, un grupo de sindicalistas, con los rostros cubiertos y portando objetos tales como-palos, cadenas, etc…- le increpa, zarandea, pega, le impide abrir su negocio, le estropea las cerraduras de su negocio, le rompe los cristales de su escaparate, le hace una pintada denigrante, etc… La policía ni se presenta y, si se presenta, entonces no actúa ya que ese grupo de sindicalistas son « piquetes informativos » y le están « informando » de las razones que les llevan a hacer huelga. ¿Cómo se vería esto en EEUU?

    Otro ejemplo. Resulta que los sindicatos, que no representan a la mayoría de trabajadores ni mucho menos, han decidido que hay huelga. Entonces, por ejemplo, deciden que se « tiene que parar la capital ». Apostan un grupo de sindicalistas con los rostros cubiertos, portando objetos peligrosos en los garages de los autobuses del servicio de transporte público de tu ciudad. A todo conductor que quiera ejercer su derecho al trabajo se le amenaza a él y a su familia, se le increpa y si insiste en ejercer su derecho al trabajo se le agrede. Si consigue salir algún autobús cuyas ruedas no hayan sido pinchadas o no haya sido saboteado entonces se le apedrea. La Policía no aparece. En otro garage sí que aparece y carga contra quienes están impidiendo con violencia trabajar a los demás compañeros, entonces los sindicatos denuncian al responsable policial por « brutalidad policial » y sale en los periódicos, vamos, que ese mando está metido en un lío gordo y tendrá suerte si sigue trabajando….

    ¿Crees que pasaría esto en EEUU? ¿Cómo se lo puede tomar esto un americano? ¿Lo permitirían?

  3. Hola Fran,
    pues si te quejas de las huelgas en España, ¿qué piensas de Francia? Allí hacer huelga es un deporte nacional, te lo digo porque el tiempo que viví en París tuve que soportar unas cuantas.
    Aquí la verdad no suelen hacer huelgas, trabajan. Y no disfrutan de macropuentes como el de la Constitución.

  4. Hoy me despierto con una noticia que lamentablemente no me soreprende en absoluto: Una manifestación de un sindicato acaba -oh, sorpresa- con barricadas, graves disturbios, ocho policías heridos, bomberos y tres detenidos… Los sindicalistas, entre otras cosas, lanzaron petardos con clavos -no es la primera vez y ya lo hacían las manifestaciones independentistas del País Vasco… Esta es una de las caras de la moneda del sindicalismo en España, la otra es su jefe comiendo en los mejores restaurantes de Madrid…

    ¿Qué ocurriría si en DC una manifestación de esta gente quema barricadas a escasos mil metros del Congreso y tiran petardos con clavos a la Policía, hiriendo a varios agentes? ¿Habría sólo tres detenidos?

    Quizá era un « piquete informativo » al que la Policía reprimió duramente…

    http://www.libertaddigital.com/nacional/una-marcha-sindical-en-madrid-acaba-con-el-lanzamiento-de-petardos-con-clavos-a-la-policia-1276413030/

  5. Ah! Desconozco el proceder – « por sus hechos los conocereis » – de los sindicatos en EEUU, pero en España he aquí una noticia del proceder de nuestros subvencionados sindicatos… En concreto UGT, cuyo jefe Cándido Méndez es archiconocido en los mejores y más caros y más exclusivos restaurantes de Madrid, aquellos lugares donde sólo elites como banqueros, políticos y demás gente rica puede acceder… y por supuesto el líder del subvencionado sindicato de izquierda.

    La noticia es que este subvencionado sindicato cierra la actividad de un comedor social -dar de comer a quien no tiene dinero ni para comer- porque esa actividad se llevaba a cabo en un local propiedad de este subvencionado sindicato. Otra razón de autoridad que ha esgrimido el subvencionado sindicato de izquierdas: « No podemos permitir que alguien esté en un edificio que es de nuestra propiedad ». Este sindicato recibe cientos de millones de euros, de dinero público, con casi 5 millones de parados, y no se toca una coma de nuestro franquista modelo laboral sin el beneplácito de estos subvencionados sindicatos, los de los « piquetes informativos », etc, etc…

    http://www.libertaddigital.com/economia/ugt-cerro-un-comedor-social-en-roquetas-de-mar-porque-el-local-era-de-su-propiedad-1276413050/

    Lástima que en España no haya la base social que llevó a Reagan al poder… Así nos va…

Comments are closed.