Cultura Politica Sociedad Uncategorized Washington

Con un par

En Estados Unidos, el país de lo políticamente correcto, hay comentarios soeces que chirrían y que hacen que muchos se lleven las manos a la cabeza exigiendo que el que los han pronunciado se disculpe. En España, en cambio, le invitarían a más tertulias de televisión porque así tendrían audiencia garantizada.

El estratega demócrata James Carville considera que el presidente Barack Obama no es tan duro como la secretaria de Estado y ex rival en las elecciones Hillary Clinton. Y ha sido muy gráfico a la hora de explicarlo. “Si Hillary le diera a Obama una de sus pelotas, él tendría dos”, dijo Carville en un desayuno-coloquio del diario “Christian Science Monitor”.

Muchos demócratas se han indigando porque consideran que Carville ha faltado al respeto al presidente. Piden que se disculpe. Pero no es la primera vez que este estratega demócrata lo dice. Hizo un comentario similar en la campaña para las elecciones de 2008: “Si ella le diera uno de sus cojones (en español), los dos tendrían dos”, dijo a la revista “Newsweek”.

Carville no va a disculparse. “Si he ofendido a alguien, no lo siento y no me voy a disculpar”, señaló a la CNN, la cadena donde trabaja como comentarista político. El estratega demócrata recordó que simplemente estaba repitiendo un chiste que hizo en 2008.

Para los que no conozcáis a Carville os diré que era asesor de Bill Clinton cuando ganó las elecciones de 1992 contra George H. W. Bush (padre) y que fue el que acuñó la célebre frase “es la economía, estúpido”. Residente en Nueva Orleans, su acento y desparpajo sureño le dan un aire característico.

Yo cada vez que veo a Carville en la CNN -donde a veces se enfrenta en los debates a su esposa, la estratega republicana Mary Matalin- me hace mucha gracia. Me recuerda a Kojak y a Osborne Cox (John Malkovich), ex agente de la CIA al que despiden y que decide escribir sus memorias en la película “Quemar después de leer” (Burn After Reading) de los hermanos Cohen.

James Carville

Kojak