Cultura Libros Politica Uncategorized Washington

El chollo de no vivir en la Casa Blanca

El ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha sacado a la venta sus memorias sobre la Casa Blanca tituladas “Decisions points”  y se encuentra estos días en plena promoción, concediendo entrevistas a los principales programas de televisión del país. En su libro Bush analiza momentos claves de su vida, desde que dejó el alcohol hasta la invasión de Iraq, pasando por el 11-S.

“Muchas personas pensaban que no sabía leer, mucho menos escribir”, bromeó Bush en el programa “The Oprah Winfrey Show”.

Un presidente de Estados Unidos gana unos 400.000 dólares al año, pero tiene muchos quebraderos de cabeza y poco tiempo libre. Ser ex presidente de Estados Unidos es mucho mejor. Un chollo. Cuando deja el cargo le queda una pensión presidencial de 200.000 dólares al año, un dinerito que se mete en el bolsillo sin la responsabilidad del cargo y sin el escrutinio constante ni de la prensa ni del partido contrario. Yo firmaba ahora mismo por tener esa jubilación.

Además a un presidente jubilado se le abren otras vías de redondear el sueldo, desde escribir sus memorias -muchos de ellos a cambio de un suculento adelanto- hasta hacer discursos, pasando por asesorar empresas, sentarse en los consejos de administración o formar parte del club de conferenciantes de lujo. Así que Bush puede llegar a ganar ahora lo mismo que Obama, unos 400.000 dólares al año dando una conferencia por aquí y otra por allá pero sin trabajar demasiado, que es malo para la salud. A lo que habría que añadir en el caso de Bush la fortuna personal de su familia procedente del petróleo.

Desde la segunda Guerra Mundial existe la tradición en Estados Unidos de que los presidentes escriban sus memorias cuando dejan la Casa Blanca. Algunos recurren a “negros” (ghostwriters, en inglés) para que se los escriban, como Ronald Reagan, que bromeó: “He oído que es un libro magnífico. A ver si un día de estos me lo leo”.

Desde que el New York Times comenzó a hacer su lista semanal en 1942, sólo seis de los últimos 13 presidentes han llegado a lo más alto de esta lista, según publicaba la prensa local. Dwight Eisenhower y Barack Obama consiguieron hacerlo antes de llegar a la Casa Blanca. Jimmy Carter y Bill Clinton lo hicieron después de dejar el Despacho Oval. Y John F. Kennedy y Ronald Reagan entraron en la lista de los libros más vendidos postumamente. Otros presidentes nunca lo consiguieron, como, por ejemplo, Richard Nixon, Harry Truman, Lyndon Johnson, Gerald R. Ford y George H.W. Bush (padre).

La autobiografía más vendida de un ex presidente ha sido la de Bill Clinton (el escándalo con Mónica Lewinsky sin duda ayudó a la hora de vender libros), que logró superar a la de Richard Nixon en ventas.

Por si alguno os interesa leerlas aquí os dejo una lista de los libros de presidentes de Estados Unidos que han entrado en las listas de los más vendidos a lo largo de la historia:

Dwight Eisenhower, ‘Crusade in Europe’

John F. Kennedy, ‘Profiles in Courage’

Jimmy Carter, ‘An Hour Before Daylight: Memories of a Rural Boyhood’

Bill Clinton, ‘My Life’

Jimmy Carter, ‘Our Endangered Values: America’s Moral Crisis’

Barack Obama, ‘The Audacity of Hope: Thoughts on Reclaiming the American Dream’

Ronald Reagan, ‘The Reagan Diaries’

Bill Clinton, ‘Giving: How Each of Us Can Change the World’