Uncategorized

Un día en la granja

Hoy mi amiga Sara y yo hemos llevado a los niños a Homestead Farm, una granja-huerta en Poolesville (Maryland), a las afueras de Washington. Yo había estado el año pasado recogiendo calabazas para Halloween con la guardería de mi hija y me había gustado la experiencia. Así que, aprovechando que hoy no hacía mucho calor y que los niños están de vacaciones, decidimos irnos de excursión.

Homestead Farm cuenta con una pequeña granja con gallinas, cabras y  cerdos, a los que los niños han podido dar de comer.

También tienen una tienda donde puedes comprar frutas y verduras de la huerta. Yo he comprado tomates, melocotones, moras, manzanas y una mezcla para hacer pancakes (tortitas americanas) con sabor a manzana y canela.

La verdad es que la fruta de Homestead Farm está buenísima. Menuda diferencia, de olor y sabor, con la fruta que normalmente compramos en los supermercados.

Volveremos a Homestead Farm antes de Halloween a recoger calabazas. A los niños seguro que les encantará montar en un carro lleno de heno tirado por un tractor hasta la huerta de calabazas para poder elegir cada uno de ellos una calabaza que llevarse a casa y convertirla en una terrorífica Jack-o´lantern.

Foto hecha con el iPhone