Uncategorized

Vaya, vaya, aquí no hay puentes

Cuando uno viene a trabajar a Estados Unidos se da cuenta de lo bien que viven los trabajadores españoles y de la gran cantidad de vacaciones que disfrutan comparados con los estadounidenses: un mes de vacaciones de verano pagadas, vacaciones de Navidad, vacaciones de Semana Santa y todos los puentes que uno pueda pillarse.

Después de estar un año trabajando en Nueva York tuve una semana de vacaciones, que juntando los dos fines de semana anterior y posterior se me quedaron en diez días. Como era tan poco tiempo, a final no me fui de vacaciones a España, sino que me quedé en Estados Unidos.

El otro día le explicaba a una americana el concepto de hacer puente – para los que no conozcáis la expresión es coger vacaciones aprovechando un día laborable entre dos o varios festivos, por ejemplo, si el jueves es fiesta, hacer puente sería coger el viernes de vacaciones para enlazar con el fin de semana y tener cuatro días libres – y la verdad es que se quedó bastante alucinada porque aquí lo normal es tener una o dos semanas de vacaciones al año. Hacer un mes de vacaciones es un auténtico lujo y más en los tiempos que corren.

También le conté que en España hacemos puente toda la semana cuando el 6  (día de la Constitución) y el 8 (día de la Inmaculada Concepción) de diciembre caen en martes y jueves y utilizas tus días festivos para coger vacaciones el lunes, el miércoles y el viernes. Algunos en broma lo llaman “el acueducto” de de la Constitución. Flipaba.

En Estados Unidos no se puede hacer puente porque todos los festivos se pasan automáticamente al lunes, excepto el 4 de julio, día de la Independencia, y en Acción de Gracias que tienen cuatro días seguidos de fiesta.

Yo pensaba que el concepto de hacer puente era muy español, pero un italiano me explicó que en Italia también se hace.