Uncategorized

Papel higiénico con la cara de Castro y Chavez en la Pequeña Habana

La Pequeña Habana de Miami, la capital del exilio cubano, me ha decepcionado. Me había montado yo sola una película en mi cabeza y me imaginaba que sería un barrio con sabor a barrio – callejuelas, tiendas, bullicio de gente, restaurantes, música- pero no es así. En la Calle Ocho hay muchos comercios cubanos, pero me ha parecido una calle típicamente americana, muy desangelada.

Nuestra primera parada en la Calle Ocho fue la Librería Universal,una empresa que desde 1965 se dedica a la distribución y edición de libros escritos en español en general y especialmente de autores y temas cubanos o latinoamericanos y donde muchos exiliados cubanos compran sus libros.

Después fuimos enfrente a ver la tienda Sentir Cubano, una tienda donde venden desde memorabilia hasta comida cubana, pasando por camisestas en las que pone “Abajo Fidel”. Una de las cosas que más me llamó la atención fue el papel higiénico con la cara de Fidel Castro y Hugo Chavez. En la web de la tienda promocionan el papel higiénico con la cara de Castro con el siguiente mensaje: “Haga su sueño una realidad. Este viejo delincuente merece estar en el tanque septico de la Historia”. Por lo visto, tienen mucho éxito entre los exiliados cubanos y entre los turistas.

También fuimos a ver el Brigade 2506 Memorial, que rinde homenaje a los cubano-americanos caídos en la invasión fallida de la Bahía de los Cochinos de Cuba en 1965 y donde también hay un monumento en homenaje a heróes cubanos como Antonio Maceo y José Martí.

Para terminar comimos en el famoso restaurante Versailles, donde sirven comida cubana y del que os hablaré en otro post.