Uncategorized

El FBI, a la caza de criminales en Facebook y en Twitter

Sesenta años después de que el FBI publicara en la prensa su primera lista de “Los diez fugitivos más buscados” (Ten most wanted fugitives), los agentes federales se apuntan a redes sociales como Facebook, MySpace y Linkedln y a nuevos medios de comunicación como Twitter para tratar de seguir el rastro de los criminales más peligrosos de Estados Unidos y buscar pistas. Existe incluso una aplicación para el iPhone, por si quieres tener a mano la lista de los diez más buscados por el FBI.

El FBI se adapta a los tiempos, aunque, de momento, ninguno de los criminales de la lista de “los diez fugitivos más buscados” ha sido detenido gracias a Facebook o Twitter.

Pero alguno tiene que ser el primero. Así que si Obama Bin Laden está pensando en abrirse una cuenta en Facebook o en Twitter, que se lo piense dos veces.

Facebook es una herramienta más en la lucha contra el crimen. El Huffington Post publicaba esta semana la noticia de que los agentes del FBI se crean perfiles falsos en Facebook para espiar a los sospechosos. Y contaban el caso de un fugitivo llamado Maxi Sopo, al que el FBI buscaba por fraude bancario, se lo estaba pasando tan bien en México que se lo contó a sus amigos de Facebook, le localizaron,  fue detenido por la policía mexicana y ahora espera a ser extraditado a Estados Unidos.

La lista de “Los diez fugitivos más buscados” nació en marzo de 1950 cuando un reportero de la agencia International News Service (la predecesora de United Press International) preguntó al FBI los nombres y las descripciones de “los chicos más duros”. La noticia generó tanta publicidad que el director del FBI, J. Edgar Hoover, decidió implantar el programa “Los diez fugitivos más buscados”.

Desde entonces, 494 fugitivos han formado parte de la lista de los más buscados, entre ellos ocho mujeres, y 463 han sido arrestados o localizados (94 por ciento).  De ellos, 152 han sido detenidos o localizados gracias a la colaboración ciudadana.

Los criterios para incluir a alguien en la lista son dos:

1) debe tener un amplio historial criminal y ser considerado una amenaza para la sociedad,

2) piensan que al incluirlo en la lista generarán tanta publicidad en todo el país que serán capaces de detenerlo o localizarlo.

El perfil de los criminales que componen la lista de “los diez fugitivos más buscados” ha ido variado con el paso del tiempo:

– En los años 50, eran atracadores de bancos, ladrones de casas y de coches, principamente,

– En los años 60, estaban acusados de destruir la propiedad del gobierno, de sabotaje y de secuestro.

– En los años 70, se incluyeron en la lista a fugitivos relacionados con el crimen organizado o con grupos terroristas.

– En los años 80 y 90, la lista incluía a violadores, a terroristas internacionales y a traficantes de droga.

– Hoy en día, se sigue poniendo énfasis en estos crímenes, aunque también se incluyen pederastas, delicuentes de guante blanco y pandilleros violentos.

– En un futuro, los cibercriminales también podría pasar a formar parte de la lista.

Aunque en la lista no hay un ranking, está claro que elnúmero uno es Osama Bin Laden.

La recompensa por dar pistas que lleven a la detención de alguno de los diez fugitivos más buscados es de, como mínimo, 100.000 dólares, aunque en algunos casos aumenta. Por ejemplo, si alguien les da la dirección de dónde se esconde Osama Bin Laden puede ganar más de un millón de dólares.

Así que ya sabéis. Si tenéis la dirección de Bin Laden, pasársela a los del FBI, que os estarán eternamente agradecidos y, de paso, podéis ganar un dinerito extra con el que ir tapando agujeros.