Uncategorized

Mi iPhone ha muerto… y ha resucitado

Una de las cosas que más te llama la atención en Estados Unidos es lo mal que funcionan las comunicaciones. Tanto el móvil como el teléfono fijo funcionan fatal, en muchos sitios no hay cobertura, las comunicaciones se cortan y, en ocasiones, tu interlocutor no te oye o tu no le oyes a él. A veces, parece que vives en un país del Tercer Mundo. 

A los problemas de comunicación, habría que añadir los problemas que tengo con mi iPhone. Ya se me ha muerto en un par de ocasiones…y ha vuelto a resucitar. De repente, deja de funcionar y te quedas sin teléfono. 

La primera vez que se me murió, fui a la tienda de Apple de Bethesda (Maryland) y el genio de turno me dijo que había que reiniciarlo apretando el botón de apagar y encender y el de menú a la vez. Y funcionó.  

Sin embargo, el truco no me ha funcionado en otras dos ocasiones. Se queda muerto. No responde a nada, aunque unas cuantas horas después resucita solo. Misterios de la telefonía. 

No es un problema de que mi teléfono haya salido rana porque me ha ocurrido con los dos que he tenido. El primero me lo cambiaron por otro porque dejó de funcionar el botón de apagar y encender.

Quizá le doy demasiado tute al iPhone o estos teléfonos nos son tan “smart” (inteligentes) como aseguran que son.