Uncategorized

Washington a cámara lenta

La gran nevada del pasado fin de semana en Washington ha provocado que la vida en la capital estadounidense transcurra a cámara lenta.

El tráfico marcha a paso de tortuga. Los colegios y las guarderías están cerrados. Los funcionarios federales están en casa. Los comercios cierran antes de lo habitual. Más de 200.000 personas se han quedado sin luz.

Algunos supermercados están cerrados ante la falta de suministros y en otros hay grandes colas por la avalancha de clientes dispuestos a llenar la nevera y la despensa ante la previsión de que mañana martes y el miércoles vuelva a nevar.

Para muchos estadounidenses que viven en casas unifamiliares salir de casa o sacar el coche es una auténtica odisea. Tienen que coger una pala y abrirse camino, ya sea del porche de la casa a la verja del jardín o al garaje. Además de despejar la rampa de aparcamiento, tienen que abrir un caminito en su trozo de acera para que pueden pasar los vecinos porque el ayuntamiento no lo hará por ellos. Si no lo hacen, los vecinos le miraran mal.

Nosotros, al vivir en un apartamento, nos hemos librado de tener que abrirnos camino por la mañana a palazos. Alguna ventaja tenía que tener no vivir el auténtico “american way of life”.

One thought on “Washington a cámara lenta

Comments are closed.