Cultura Curiosidades Libros Sociedad Turismo Washington

La catedral de la Historia

“La Catedral Nacional de Washington cuenta dos historias: la historia de la salvación de Cristo y la Historia de Estados Unidos”, nos explicó el guía del tour que hice el lunes por la catedral. Esta doble función está reflejada en sus muros.

La Catedral Nacional de Washington, construida entre 1907 y 1990, es de estilo neogótico. Su nombre oficial es Catedral Iglesia de San Pedro y San Pablo. Es la sexta catedral más grande del mundo, después de las de San Pedro en Roma, la de Sevilla, la de San Juan en Nueva York, la de Liverpool y la de Milán.

El folleto de la catedral explica que este conjunto arquitectónico es “el último ejemplo de arquitectura gótica pura que se haya construido en el mundo”. El arquitecto principal de la catedral fue Philip Hubert Frohman.

La catedral se eleva sobre el monte St. Alban. La cúspide de la torre central ¨Gloria in Excelsis”, con sus 206 metros sobre el nivel del mar, es el punto más elevado de la ciudad de Washington. Si vivís en el área de Washington o visitáis la capital os recomendaría que subierais a la torre para ver la magnífica vista de DC, donde podréis ver, entre otras cosas, el Capitolio y el Monumento de Washington.

La catedral nació como un proyecto nacional. El primer presidente de los Estados Unidos, el masón George Washington, propuso la creación de “una gran iglesia para el culto nacional ubicada en la capital”. En  1893 el Congreso de los Estados Unidos otorgó una cédula para la creación de la llamada Protestant Episcopal Cathedral Foundation y en 1907 se puso la primera piedra en una ceremonia presidida por el presidente Theodore Roosevelt.

La Catedral Nacional de Washington es una iglesia con fines nacionales, que da la bienvenida a personas de todos los credos y de ninguno, aunque oficialmente es una iglesia episcopaliana. Es la sede de la diócesis episcopaliana de Washington y del obispo que preside la Iglesia Episcopaliana de los Estados Unidos.

Los oficios religiosos comienzan con la lectura del Libro de Oración Común, el libro de oración de la Iglesia de Inglaterra.

En esta catedral ofrece “una mezcla única de lo espiritual y lo cívico” y es “una voz del generoso espíritu del cristianismo y un catalizador para la reconciliación y el diálogo interreligioso para promover el respeto y la comprensión”, añade el folleto.

Dos estatuas de los presidentes de Estados Unidos, George Washington, y de Abraham Lincoln a modo de santos políticos dan la bienvenida al visitante.

Además de los presidentes de Estados Unidos y líderes religiosos de todas las confesiones, en el púlpito de la catedral han hablado Martin Luther King, el Dalai Lama y arzobispo Desmond Tutu. En esta catedral el reverendo Martin Luther King dio el 31 de marzo de 1968 su último sermón dominical. Cuatro días después fue asesinado.

La Catedral Nacional de Washington no es un mausoleo nacional. El único presidente de Estados Unidos enterrado allí es Woodron Wilson. En la vidriera que hay junto a su tumba se pueden ver escenas de diferentes momentos de la vida del vigésimo octavo presidente de EEUU.

También son curiosas otras vidrieras, como las que representan la vida de los generales confederados Robert E. Lee y Thomas “Stonewall” Jackson.

La catedral es además uno de los escenarios de la última novela de Dan Brown “El símbolo perdido“: Tras haber logrado despistar a los agentes de la CIA, el profesor de simbología de la Universidad de Harvard, Robert Langdon, y Katherine Salomon, van a la Catedral Nacional de Washington, siguiendo el consejo de un enigmático hombre que les dice que se refugien en un lugar que contiene diez piedras del Monte Sinaí, una del propio cielo y una con la cara de Darth Vader.

En la librería de la catedral venden el best-seller de Dan Brown y lo tiene expuesto en un lugar destacado. Dudo que vendan otras novelas de Dan Brown como “El Código Da Vinci” o “Angeles y Demonios” en la tienda del Vaticano.

En el próximo post os hablaré de otras de las curiosidades que alberga la catedral de Washington.