Uncategorized

La Estrella de Oriente de Washington

Cuando llevaba a mi hija a la guardería al centro de Washington, pasé varias veces por delante de la puerta del Cuartel General de la Orden de la Estrella de Oriente (Internacional Eastern Star Headquarters) en el barrio de Dupont Circle en Washington, pero no sabía lo que era hasta que leí el libro de Dan Brown “El símbolo perdido”.

La Orden de la Estrella de Oriente (Order of the Eastern Star, OES en sus siglas en inglés) tiene su sede en el número 1618 de la avenida New Hampshire, muy cerca de la Casa del Templo, el Templo del Rito Escocés de los Masones en la calle 16 de Washington.

La sede del OES se encuentra en la mansión Perry Belmont, un elegante edificio construido entre 1906 y 1909 por el arquitecto francés Eugene Sanson en la zona de Dupont Circle. Los Beltmont organizaban en su mansión fiestas para entretener a políticos, embajadores y miembros de la alta sociedad de Washington. Perry Beltmont, que era masón, le vendió la mansión en 1935 a la Orden de la Estrella de Oriente.

Al igual que ocurre con otros edificios masones de Washington, la sede de la OES no es un lugar secreto. La verja está abierta. Hay un cartel que indica claramente el lugar y organizan tours para quién quiera visitarlo.

Si no podéis venir a Washington, pero tenéis curiosidad por ver cómo es el edificio por dentro, podéis hacer un tour online. La sede de la Estrella de Oriente está decorada con jarrones de Tiffany, muebles Luis XIV y XV, porcelanas, alfombras orientales, candelabros y mármol y tiene 11 chimeneas, según precisa la página web de la orden.

El edificio está adornado con su emblema: la estrella de Oriente de cinco puntas. Cada punta conmemora a una heroína de la Biblia: Adah (hija del juez Jefté), Ruth (la viuda), Esther (la mujer), Marta (hija de Lázaro) y Electa (la madre). Según Simon Cox, autor de “Decoding The Lost Symbol”, cada heroína está asociada a un color y tiene una simbología: El color de Adah es el azul y simboliza la fidelidad, el de Ruth es el amarillo de la constancia, el de Esther es el blanco de la lealtad, el de Marta el verde de la fe y el de Electa el rojo del amor. En el medio de la estrella de Oriente hay un pentágono, que contiene un altar con un libro abierto, que significa la obediencia a la palabra de Dios, según Cox.

En la novela de Dan Brown, el profesor de simbología de la Universidad de Harvard, Robert Langdon, explica a sus alumnos que la Orden de la Estrella de Oriente es considerada una organización hermana de los masones. Ante la crítica de una de sus alumnas de que los masones discriminan a las mujeres porque sólo hay hombres en sus filas, Langdon explica que la Estrella Oriental es la rama femenina de la Masonería. Tiene más de un millón de miembros en el mundo y sedes en 12 países.

Sin embargo, Dan Brown se equivoca. Aunque la mayoría de los miembros de la Orden de la Estrella de Oriente son mujeres, también hay hombres. A diferencia de otros organizaciones masonas, esta orden no excluye a los miembros del sexo opuesto. Curiosamente fue un hombre, el masón Rob Morris, quien la fundó en 1850, aunque algunos expertos aseguran que sus orígenes se remontan al año 1703 en Francia. Morris escribió en 1865 el libro del ritual de la orden, el llamado Rosario de la Estrella de Oriente.

En su página web, se explica que sólo pueden ser miembros los varones masones y las mujeres que sean familiares de un masón, por ejemplo, esposas, hijas, nietas, sobrinas, tías, viudas, etc. Entre sus miembros más famosos destaca la ex Primera Dama de Estados Unidos Eleanor Roosevelt. Su marido, el presidente Franklin Delano Roosevelt, era masón.