Uncategorized

Santa hace amigos en viernes negro

En el centro comercial Chevy Chase Pavillion, en la frontera entre Washington DC y Maryland, he visto que Santa Claus pedía a uno de sus duendes que le hiciera con su móvil una foto con un payaso doblador de globos. Y después ambos han posado para Dailyjuez.

La fotografía ha sido tomada en el llamado “viernes negro”, el día siguiente a la festividad de Acción de Gracias que inaugura la temporada de compras navideñas en Estados Unidos.

A pesar del nombre, el “viernes negro” no es un día malo para los comerciantes, sino, todo lo contrario, es el día que hacen su agosto: muchos abandonan los números rojos y comienzan a escribir sus cuentas en negro debido a la fiebre consumista que se desata en todo el país.

Quizá sea un día negro para los compradores, porque muchos, a la caza del gran chollo, dejarán la tarjeta de crédito tiritando.  Y, ya se sabe, después de esta temporada de excesos, viene la cuesta de enero. 

Los especialistas calculan que las ofertas del “viernes negro” sacarán a las tiendas a 133 millones de estadounidenses. Muchos de ellos aprovecharan las rebajas para comprar los regalos que harán a sus familiares y amigos estas Navidades. 

A mí no me gusta ir estos días de compras. Hay mucha gente y es un agobio. Tampoco se me ocurriría ponerme el 7 de enero a hacer cola a las puertas de El Corte Inglés para ser la primera en entrar.

Además en Estados Unidos hay rebajas continuamente, ya sea por el día de Colón, el día del Veterano, el 4 de julio… así que tampoco merece tanto la pena pelearse por un par de pantalones. 

Nosotros hemos comprado hoy sólo un par de bufandas y lo hemos hecho por necesidad. Hacía un frío terrible en la calle.

Santa Claus y payaso