Uncategorized

No va más

La crisis económica afecta a los casinos.

Trump Entertainment Resorts se ha declarado hoy en suspensión de pagos. El multimillonario Donald Trump es propietario del 28 por ciento de esta compañía que gestiona casinos en Atlantic City.

No es un buen momento para la industria del juego. En Las Vegas están enfadados con Obama, tal y como cuenta Carlos de Vega en su blog Se alquila Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos dijo la semana pasada a los banqueros de Wall Street: “Vamos a hacer algo para fortalecer el sistema bancario. No vais a poder dar esas grandes primas hasta que no devolváis el dinero a los contribuyentes. No podréis tener aviones privados de empresas. No podréis ir a Las Vegas o a la Super Bowl a costa del dinero de los contribuyentes. Tiene que haber alguna contabilidad y alguna responsabilidad”.

La suspensión de varias convenciones y la referencia del presidente a Las Vegas han sentado fatal en Nevada. El alcalde de la ciudad de los casinos, Oscar Goodman, ha exigido que Obama se disculpe. 

En un momento en el que los estadounidenses se aprietan el cinturón y gastan menos dinero en el juego, Las Vegas no quiere perder el dinero procedente de las convenciones. 

Las Vegas acoge cada año unas 22.000 reuniones, convenciones y ferias, que atraen a 6 millones de visitantes y que generan 8.500 millones de dólares. Este sector emplea directamente a 46.000 personas en el sur de Nevada y a 75.000 si se cuentan los empleos indirectos.